martes, 29 de enero de 2013

Mary Soliani, aquella cucarachita...

Mary Soliani / Fuente: Revista Ronda.
Mi primer recuerdo de Mary Soliani es el de una joven y bella mujer conducida a la hoguera, en medio de gritos espeluznantes. Se trataba del capítulo final de Los Poseídos, versión libre de Las Brujas de Salem, de Arthur Miller, producida en Venevisión a mediados de la década de los 70.

Eran los tiempos de la llamada telenovela cultural, surgida en respuesta a la cada vez mayor presión gubernamental, que a partir de 1972 con la resolución 3.178 y hasta 1976, con el Decreto titulado Obligación de trasmitir programas culturales por televisión, se exhortaba a los canales a producir espacios de este corte. En aquella época, las plantas televisoras apelaron a diversos recursos: Radio Caracas Televisión, inició la adaptación de reconocidos textos literarios nacionales, tales como Doña Bárbara, Pobre Negro, Canaima y Sobre la misma tierra, de Rómulo Gallegos. Venevisión, por su parte, apeló a historias de la literatura universal, recreando diversas novelas y piezas teatrales, entre las cuales figuraron Cumbres Borrascosas, de Emily Brönte; y la adaptación de The Crucible, nombre original de la mencionada obra de Miller.

En Los Poseídos, la sensible Ada Riera encarnaba a Isabel Proctor, una buena mujer, creyente, amante de su esposo Juan —Martín Lantigua— y de sus hijos, en el Salem de 1692, pueblo puritano ubicado en la costa de Nueva Inglaterra, Estados Unidos. Mary Soliani era Abigail Williams, jovencita inescrupulosa como pocas, quien enamorada de Juan, intenta seducirle, recurriendo incluso a la brujería para lograr sus propósitos. La cacería de hechiceras se inicia en Salem y Abigaíl acusa a Isabel de andar en pacto con el maligno, a fin de sacarla del camino.

Vestida deportivamente para un fotoreportaje.
Fuente: revista Ronda
Carlos Roa, en su estupendo blog sobre Ada Riera, señala que la guionista Ligia Lezama se tomó varias licencias con respecto al texto original: a diferencia de los hechos reales que inspiraron la obra teatral, los ajusticiados fueron quemados en la hoguera y no ahorcados. Además, el final fue cambiado para satisfacer la sensibilidad del público de la época: los Proctor no fueron ejecutados, pues Abigaíl fue descubierta en sus intrigas y era ella quien moría devorada por las llamas, en una escena impactante.

Fue una buena oportunidad para Mary Soliani, actriz que gozó de una merecida aunque discreta fama a finales de los 70 e inicios de los 80.  Nunca llegó a la proyección del estrellato de una Lupita Ferrer, una Rebeca González, una Marina Baura o una Doris Wells, pero mantuvo una figuración sostenida en una sólida carrera, en la cual alternaba personajes inocentes con villanas retorcidas. Sorprende que sus rasgos físicos —delgada, rubia, rostro angelical y una voz muy dulce— le permitiera pasar de la inocencia a la perfidia con total solvencia.

Nacida el 20 de agosto de 1955, María Luisa Soliani Longi participó desde muy joven en las principales telenovelas que marcaron época en la televisión venezolana, muchas de ellas escritas por la cubana Delia Fiallo: fue Lili, en Lucecita (1972); Evita en Peregrina y Chimbela, en La Mujer prohibida (1973). En La señorita Elena (1975), con 21 años, interpreto a Lalita, la hermanita menor de 13 años de la protagonista, otra vez Ada Riera, ahora como una maestra de niños con problemas de aprendizaje, quien se enamora del severo juez encarnado por José Luis Rodríguez.  Luego de un papel de reparto en Mi hermana gemela (1975), al año siguiente Mary tomó la piel de Isabel en una versión libre de Delia Fiallo de la famosa novela de Emily Brönte, Cumbres Borrascosas, en la cual Elluz Peraza asumía la protagonización junto a José Bardina, como el impetuoso Heathcliff. Le siguió el rol de Diana, en La Zulianita (1977).

Una escena de la película Sagrado y Obsceno (1976)
En esos años, Mary incursionó en el cine con dos películas de Román Chalbaud: la primera, Sagrado y obsceno (1976), ambientada en Caracas durante el auge petrolero, que es, a decir del cineasta y crítico cinematográfico Oscar Lucién «un mural de la sociedad latinoamericana. La riqueza, como norma de vida; la violencia, como constante de una historia concebida con base en la rapiña y el colonialismo; la frustración de un grupo de hombres que dieron lo mejor de sí mismos para provocar un definitivo cambio en las estructuras sociales y la nostalgia de una tradición difícil de encontrar». El guión era de Cabrujas y del propio Chalbaud, con Miguelángel Landa, María Acosta, Paul Antillano, HildaVera,   Rafael Briceño, José Ignacio Cabrujas, Paula D’Arco, el recientemente fallecido William Moreno y Virgilio Galindo como parte del elenco.

La otra cinta se desarrollaba en un prostíbulo,  y no fue otra que la exitosa El Pez que fuma (1977), en la cual interpretaba un pequeño rol en una historia donde la atención se centraba en una Hilda Vera en estado de gracia como La Garza, acompañada por unos magníficos Miguelángel Landa, Orlando Urdaneta y Haydée Balza.

Ese mismo año, Mary logra su primera protagonización en Laura y Virginia, producción transmitida por Venevisión, con historia original de  Enrique Jarnés, en la cual compartía los créditos principales con Alejandra Pinedo y Eduardo Serrano. Ellos habían destacado en roles secundarios en diversas telenovelas de Delia Fiallo, pero lamentablemente la telenovela no obtuvo el éxito esperado. Si bien Mary destacó como la cínica e interesada Laura Ferrari, los números del rating no terminaron de despegar y el canal debió recurrir a la Fiallo para que reestructurara la historia. No obstante, poco pudo hacer la escritora cubana para salvarla, aunque hoy en día todavía es recordada.

Como Ingrid, en El Rebaño
de los Ángeles
/ Fuente: Encuadre No.65
El año 1978 resultó en dos triunfos personales para la Soliani: el primero, protagonizar en la pantalla grande El Rebaño de los ángeles (1978), nuevamente de la mano de Chalbaud. Allí, era la infortunada liceísta Ingrid, quien había perdido a su madre y era acosada por el último concubino de esta. Damnificada luego de que su casa fuera derrumbada por las fuertes lluvias, Mary es abusada por su padrastro y sin contar con el apoyo de su profesora (Pilar Romero), quien también enfrenta problemas conyugales, opta por el suicidio.

Ese mismo año, Mary salió de Venevisión e ingresó al elenco de la exitosa telenovela La Fiera, que tenía como protagonistas a Doris Wells y a José Bardina. Era una adaptación de Julio César Mármol de Los Hermanos Karamazov, con una terna de guionistas de lujo, entre quienes se encontraban José Ignacio Cabrujas y Salvador Garmendia. Este drama estaba ambientado en un pueblo del llano venezolano, donde dos familias poderosas —los Meléndez y los Zambrano— mantienen un enfrentamiento permanente.  

Doris Wells y Carlos Márquez, protagonistas
de La Fiera / Fuente: Columna ¡Qué momentos!,
diario La Voz.
Los personajes bien delineados permitieron a los actores y actrices de la historia desarrollar momentos memorables: Carlos Márquez como Eleazar Meléndez, el patriarca, hombre déspota, egoísta y avaro; Tomás Henríquez como el recio de buen corazón Atilio Zambrano; Lucio Bueno como el cura Alberto; Argenis Chiribela como Abel; Gustavo Rodríguez como Juan Carlos; y por supuesto, Mary Soliani, como la dulce Magdalena, enamorada del hijo menor de los Zambrano (Orlando Urdaneta), quien recién llegado de la capital se enamora perdidamente de ella y es ese amor imposible el que acrecentará el odio entra las familias. La fragilidad y romanticismo que requería el personaje fue encarnado a cabalidad por la Soliani.

Sin embargo, el éxito no le acompañó en su nueva producción. En 1979, Mary estaba en VTV, realizando una adaptación de la novela corta de Salvador Garmendia, Los habitantes, junto al galán de la época, Leopoldo Regnault. 

Fuente: Revista Ronda.
En 1981, Mary vuelve a su casa de siempre, Venevisión, con un rol de reparto en Andreína (1981), historia sobre el machismo venezolano escrita por Julio César Mármol y Reinaldo Rodríguez, con la primera protagonización de Hilda Carrero junto a su eterno galán, Eduardo Serrano. Es, entonces, cuando logra protagonizar varias producciones dramáticas: Querida Alicia (1981), escrita por Kiko Olivieri, con Franklin Virgüez como galán, no fue de mucho éxito, como tampoco lo tuvo en Lo que no se perdona (1982),  trama que trató la infidelidad de la mujer,  junto a Henry Salvat.

La oportunidad de diversificar sus interpretaciones en la pequeña pantalla vino con el musical La Cucarachita Martínez y el Ratón Pérez, inspirado en el conocido cuento infantil y producido por Venevisión en 1983. Allí encarnaba a la cucarachita y Joselo al ratón Pérez.



La Cucarachita Martínez, con Mary Soliani y Delia Dorta, como la cotorra.

La vida sentimental de Mary es conocida: casada con Trino Mora en la década de los 70, con quien tuvo a su hijo Marco Trino, luego tendría un breve matrimonio con Miguelángel Landa. La solidez del amor vendría en quien menos se pensaba: el recientemente fallecido cómico Joselo, supuestamente por esta misma época.

Mary y su esposo, el comediante José Díaz, Joselo.
Fuente: Internet.
«Mucha gente pensaba que nuestro matrimonio no iba a durar por la diferencias de edades. Sin embargo, estuvimos juntos 32 años y si él hubiese vivido 20 años más, habría estado feliz junto a él», dijo con voz emocionada durante el sepelio. «Lo podría describir como un corazón gigante con manos y pies».

Por su parte, en una entrevista publicada el 29 de agosto de 2011 en el diario El Tiempo, Joselo confesó que para él, ella era la mujer perfecta. «…Con ella experimenté un cambio de la tierra al cielo. Al lado de un gran hombre, y no detrás de él, hay siempre una gran mujer».

Luego de su matrimonio, las actuaciones de Mary en la televisión venezolana fueron escaseando. Se graduó de abogada y tuvo una que otra participación especial en los musicales de De Fiesta con Venevisión. Arquímedes Rivero la convenció para que protagonizara dos unitarios en 1991: uno con Guillermo Dávila y otro con Jean Carlo Simancas y Gustavo Rodríguez llamado Acorralada, una versión de Proceso a Mariana Pineda, de García Lorca, realizada por Ligia Lezama. Según algunos foros en internet, en esa época le habrían ofrecido uno de los tantos roles que tuvo Mundo de Fieras, pero ella prefirió hacer los unitarios pues dijo que tenía muchos compromisos con su trabajo que le impedían dedicarse a estar meses grabando. 

Una sonrisa de niña / Fuente: Internet
Su apoyo y el de Joselo al proceso político liderado por Hugo Chávez Frías les granjeó la simpatía de los partidarios del presidente venezolano, pero también el encono de sus opositores, que no son pocos. Me parecen lamentables los comentarios denigrantes que he leído recientemente, sobre todo porque la actual polarización existente en nuestro país no puede ser mayor que nuestra sensibilidad y capacidad como seres humanos. Independientemente de que se esté a favor o en contra de sus ideas, el respeto y la tolerancia deberían imperar pues le duela a quien la duela, ambos han sido figuras importantes de la historia de la televisión venezolana.

Según reseñó el diario Últimas Noticias el lunes 7 de enero de 2013, durante el acto de sepelio la exactriz y abogada agradeció a todos los presentes su asistencia. «Joselo me hizo la mujer más feliz”, señaló Soliani, acotando que en el mundo no volverá a existir un comediante tan humano y sensible como lo era su esposo.

20 comentarios:

  1. Mary tienes un publico q nunca te ha olvidado, sentimos todos los Venezolanos la perdida de tu compañero de vida y granesposo y nuestro mejor comediante de Venezuela, gran parte de Venezuela te admira la gran mayoria, q somos mayoria te apoyamos a ti y al nuestro Comandante Presidente CHAVEZ, q Dios te bendiga y PA LANTE MARY, la vida y la Historia continua y tenemos q estar siempre presente para seguirla escribiendo con AMOR x nosotros y X VENEZUELA. besos te QUEREMOS Y ADMIRAMOS. ok.besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mary ojala que algun dia te veamos bien sea en la tele, el teatro o en alguna pelicula, todos te seguimos recordando mucho.
    Tambien que tengas serenidad por la partida de Joselo, nuestro mas grande comediante venezolano, un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  3. HOLA, SALUDOS MARY SOLIANI, UNA DE LAS MEJORES ACTRICES DEL CINE VENEZOLANO, RECUERDO; EL REBAÑO DE LOS ANGELES, TREMENDA PELICULA, AUN LA RECUERDO, Y LA QUISIERA MIRARLA DE NUEVO, DONDE LA PUEDO UBICAR, POR FAVOR... HASTA LUEGO Y FELICIDAD... LUISMARQUEZ50@HOTMAIL.COM

    ResponderEliminar
  4. hola muchos saludos a mary soliani mi amor de niñes esperaba todas las tardes para mirarla en la telenovelas un gran saludo desde antofagasta chile me alegro mucho saber de esta gran y talentosa actriz venezolana favor envienme mas apariciones actuales en television y tambien quisiera saber algo de la actriz alejandra pinedo.

    ResponderEliminar
  5. disculpen mi correo es d_vega1@hotmail.com cualquier dato de estas dos grandes actrices venezolana haganmela llegar por favor mary soliani y alendra pinedo desde ya muchas gracias y un saludo fraternal desde antofagasta chile

    ResponderEliminar
  6. Mary Soliani, una excelente persona y actriz, independientemente de su simpatía política, procuró dar un buen ejemplo con su vida. Dios la Bendiga.
    Leo De Angelis
    composvoti@hotmail.com

    ResponderEliminar
  7. Excelente resumen... Tengo 32 años y desconocia muchisimas cosas sobre la historia del cine Venezolano. Acabo de ver El Rebaño de Angeles y me a fascinado, es una fotografía de la sociedad crea y marginada en la 4ta república. Maravilloso filme...

    ResponderEliminar
  8. Hola muy educador toda la reseña llegue aquí buscando los poseídos donde Mary Soliani aparece como el exorcista. Es posible encontrar esa mini serie de venevision mi nombre Pedro Aristigueta.
    pedroaristi@hotmail.com

    ResponderEliminar
  9. Soy mexicana y sólo ví a Mary Soliani en su participación en "La Señorita Elena". Sin embargo, siempre recordé su talento, su carisma y su sonrisa. Me agrada enormemente volver a saber de ella.

    ResponderEliminar
  10. no dejare de recordarla, ya no quedan actrices como mari soliani

    ResponderEliminar
  11. Esta mujer lo que estaba y sigue estando refundida...el problema que los venezolanos tenemos la mente frágil y se nos olvidan las andanzas de personajes como Mary desde los tiempos que estudiaba en el Gustavo Herrera de Chacao y en donde su novio de entonces, Trino Mora, se la pasaba entrandose a coñazos con todo el mundo pues la muchacha no era ninguna pieza de museo y le encantaba calentar a medio liceo...Déjense de estar alabando a la gente sin tener conocimiento de causa...Lean historias de venezolanos que a pesar de no ser beisbolistas, actores o actrices, faranduleros, entre otros, han llegado lejos...Lo que pasa que a nuestra cultura hispano-latina le encanta como decia Francisco de Miranda, el bochinche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aparentemente forma parte de TU cultura hablar mal de las personas y no dar la cara. Creo que cualquier persona merece respeto, independientemente de que nos agrade o no. La vida personal de Mary Soliani no es materia de interés de este blog y para no interesarte, estás bastante informado. Dejo el comentario como un ejemplo de lo que no debemos hacer. Y, por cierto, conocemos a muchos venezolanos que están haciendo un trabajo encomiable por dejar en alto nuestro gentilicio. Lamentablemente el autor del comentario anterior no es uno de ellos.

      Eliminar
    2. Hola, gracias por los piropos a mi blog y me alegra mucho que te haya sido útil.
      Tuve oportunidad de trabajar junto a Mary en uno de esos unitarios que hizo a principios de los años 90 en Venevisión, se titulaba "detrás de la fachada" y trataba sobre un inquilino que le hacía imposible la vida al matrimonio que era dueño del lugar. Estaba basado en una película estadounidense cuyo nombre no recuerdo. La pareja de Mary fue Guillermo Dávila y el prematura y lamentablemente fallecido Juan Manuel Montesinos era el villano.
      Por supuesto, tuve ocasión de comentar con Mary sobre la inolvidable telenovela "Los poseídos".
      En cuanto a mi querida Adita Riera, tuve ocasión de compartir con ella hace un par de años en Madrid, donde vive y disfruta de sus nietos. Saludos!!!

      Eliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. E15 de mayo de 2014, 8:30

      Hola, soy MM me gustaría que hablaras de Helianta Cruz, siempre me pareció una actriz muy dulce, la recuerdo en especial en la novela La Dueña, protagonizada por Amanda Gutiérrez y Daniel Alvarado, considero que ha sido una de las mejores novelas del país, excelente, espero tu respuesta.
      Y con respecto a Mary Soliani, mis respetos ojalá que volvamos a ser un pueblo solidario, noble y respuestuoso de las diferencias, todos somos Venezuela, independientemente de nuestras posturas.

      Eliminar
  13. Helianta está entre los personajes de la televisión previstos a incluir en este blog, pero no todavía. Gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  14. mary soliani fúe una excelente actriz sus impecables actuaciones la hiceron grande entre las grandes figuras de la época. lastima que la tv venezolana se fué a la bancarrota y no le quedó de otra que incursionar en la politica. esos grandes actores que aun viven ya no podrán ni querran regresar pero seria bueno que le dieran clases a estos nuevos actores jovenes que solo son pura pinta y nada de profesionalismo. independientemente de la posicion politica de cada quien todo el mundo merece respeto y como dice el refrán honor a quien honor merece.

    ResponderEliminar
  15. jose Gregorio Marcano...bieeen por poner en su puesto a esa(e).sufridor (a) del 7 de mayo que comento barbaridades de mary. como quisiera estar esa persona en su puesto...mary es una mujer triunfadora. y tu anónimo....eres un ser despresiable..mira sus actuaciones y veras la calidad de actriz que es, ese es el tema a tratar no su vida personal

    ResponderEliminar
  16. mary soliani siempre con tu rostro tan angelical, tan llena de juventud, con tu sonrrisa de inosencia. Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  17. mary eres una persona muy responsable criaste con muy buena educacion al hijo que tuviste con el panal de trino mora el mismo lo ha reconocido en algunas entrevistas tiene que irte sienpre bien en la vida

    ResponderEliminar